Home Sin categoría ¿DEBERÍAN BAJAR O CONGELAR, LOS SALARIOS LAS EMPRESAS?